EL PERÚ PRIMERO

PRIMER CURSO VIRTUAL DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN

HISTORIA

BREVE HISTORIA DEL PARTIDO POPULAR CRISTIANO

 

El 18 de Diciembre de 1966, identificado con los principios y postulados socialcristianos, se funda el Partido Popular Cristiano - PPC. La acogida al nuevo Partido fue espectacular, inscribiéndose ante el Jurado Electoral con más de 150,000 adhesiones, aprobando su Ideario y su Plan de Gobierno.  Cuando el PPC se disponía a participar en el proceso electoral de 1969 se produjo el golpe de Estado por la revolución militar, el 3 de Octubre de 1968, y la toma del Poder por la Junta Militar de las Fuerzas Armadas, encabezadas por el general Juan Velasco Alvarado.

 

Pese a la abolición práctica de la vida política democrática por el gobierno de facto, el PPC, mantuvo su estructura, sus cuadros directivos y sus comisiones de estudio lo que le permitieron, durante la dictadura militar, conservar su vigencia emitiendo más de medio centenar de comunicados tanto en lo político, económico y financiero sobre aquel proceso revolucionario.

 

En 1977 la segunda Junta Militar, encabezada por Francisco Morales Bermúdez, convoca a una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución Política del Perú, como paso previo a la devolución absoluta del Poder a la civilidad. El PPC, Liderado por Luis Bedoya Reyes, participa y alcanza el 25% de la votación nacional sacando 25 constituyentes para convertirse en predominante fuerza nacional. Sin condiciones ni pacto de por medio apoya a Haya de la Torre para que asuma la conducción de la Asamblea. Una ejemplar lección de alta política que el país recuerda.

 

En esa Asamblea el PPC introdujo sus tesis, en base a los derechos y deberes fundamentales de la persona humana dentro de una Economía Social de Mercado.

 

En 1980, participa con la fórmula presidencial encabezada por Luis Bedoya Reyes, acompañado de Ernesto Alayza Grundy y de Roberto Ramírez del Villar, se obtienen 6 Senadores y 10 Diputados a nivel nacional. Fernando Belaúnde de Acción Popular gana las elecciones y el PPC le ofrece su colaboración con sus senadores, fundamentalmente, para que la historia política peruana cercenada de constantes golpes de Estado no se repitiera. Belaúnde solicita al PPC su colaboración en dos ministerios, (las carteras de Industria, Turismo e Integración; y, la de Justicia y Culto), por dos años, que finalmente se extendió por otros dos adicionales.

 

Para las elecciones de 1985, ante el llamado del Patricio Nacional, José Luis Bustamante y Rivero, para que los grupos afines se unieran en una “Convergencia” calificada; ante la negativa de Acción Popular, el PPC convoca al Movimiento de Bases Hayistas y a los independientes y forma “Convergencia Democrática” alcanzando la tercera votación nacional. El Apra gana las elecciones. El PPC se ubica en la oposición responsable.

 

En Agosto de 1987, la Plaza Bolognesi en Lima fue mudo testigo del multitudinario mitin pepecista en defensa por la libertad, sobre la pretendida estatización de la Banca por el gobierno de Alan García. Allí nació el liderazgo de Lourdes Flores Nano y éste fue el inicio de un sin número de manifestaciones de protesta en todo el Perú. Gracias a ello y la suma de otras colectividades y movimientos surgidos, no prosperó el controvertido Proyecto del Ejecutivo.

 

A la convocatoria electoral de 1990, el PPC forma parte del Fredemo (Frente Democrático), junto a Acción Popular y el Movimiento Libertad. Mario Vargas Llosa es el candidato y lleva a Ernesto Alayza Grundy como candidato a la segunda Vice presidencia. El PPC obtiene 5 senadores, 25 diputados nacionales y 10 diputados regionales. En la Segunda Vuelta electoral al ganar Alberto Fujimori, del movimiento “Cambio 90” (con el apoyo del Gobierno, del APRA y de  la izquierda en su conjunto). El PPC se ubica nuevamente en la oposición al nuevo Gobierno.

 

En Julio del año 1991, a pesar de ser minoría en el Congreso, el reconocimiento a dos de sus grandes figuras, dio como resultado la elección de Presidente de la Cámara de Diputados a su fundador: Roberto Ramírez del Villar y, Presidente de la Cámara de Senadores (por ende del Congreso) a Felipe Osterling Parodi. Sin embargo, en 1992 mediante el autogolpe del 5 de Abril, Alberto Fujimori cierra el Congreso de la República, y rompe el orden constitucional del país. Se iniciaba otra negra etapa de dictadura que, se suponía, el país había superado desde 1980.

 

Ante la presión de los organismos internacionales, reunidos en Bahamas, la OEA presiona para que se convoque a un Congreso Constituyente Democrático (CCD). El PPC, en congreso nacional partidario del mes de setiembre de 1992, acuerda participar en esas elecciones “...A pesar de los riesgos que tal proceso importaba, debíamos contribuir en darle al Perú una salida e iniciar el proceso de retorno a la institucionalidad democrática, buscando el equilibrio de poderes a través del ejercicio de la función fiscalizadora que corresponde al Parlamento”. Luego de este proceso eleccionario el PPC, con Lourdes Flores a la cabeza, se consolida como la principal fuerza de oposición al Régimen.

 

Luego de la caída de Fujimori (después de 10 años en el Poder) y, lograda su reinscripción en el Registro Electoral, el PPC participa en las elecciones del 2001 y 2006, mediante la Alianza Electoral “Unidad Nacional”, logrando superar los tres millones de votos en cada elección nacional bajo el liderazgo de Lourdes Flores Nano como candidata presidencial. El PPC se ubica en la oposición a los gobiernos de Alejandro Toledo y de Alan García.

 

Para las elecciones presidenciales del 2011, no proponiendo candidato, el PPC forma parte de la Alianza por el Gran Cambio y obtiene 6 parlamentarios.

 

El año 2012, El Congreso de la República, a propósito del Centenario de los nacimientos de los recordados ex senadores Mario Polar Ugarteche y de Ernesto Alayza Grundy, les rinde tributo y homenajes a través de un Comisión multipartidaria, presidida por Alberto Beingolea.

 

Luego de una etapa de reconstrucción interna, de superar dificultades y de legalizar lo actuado en los últimos años ante los organismos correspondientes como el Jurado Nacional de Elecciones, surge la gran intervención del presidente Fundador Luis Bedoya Reyes, y se llega a un nuevo Congreso Partidario del mes de diciembre de 2017, para elegir a su nueva dirigencia nacional. Se elige al nuevo presidente del PPC, Alberto Beingolea, y a la nueva secretaria General, Marisol Pérez Tello. La composición de la nueva estructura nacional comprende, primordialmente, de destacados jóvenes pepecistas como nuevo impulso en la mirada hacia el presente y futuro del PPC.

 

El 18 de Diciembre del 2018 el Partido Popular Cristiano cumple 52 años de vida institucional. A lo largo de éste período, esta colectividad política ha diseñado una permanente línea de conducta reconocida por todos. Aprendió a mantenerse firme ante los vaivenes de la política, en los triunfos y derrotas, en regímenes democráticos y dictatoriales, y en situaciones frente a sus mártires victimados por el terrorismo. El PPC, que cuenta con solidez estructural en todo el Perú, conserva intacta su fe en los ideales social cristianos, buscando la instauración de una Justicia Social y el Bien Común en nuestra patria por los caminos de la no violencia, dentro del respeto esencial a la dignidad de la persona humana y la búsqueda incesante de la elevación de los niveles de vida populares.

 

El reto de la nueva dirigencia nacional es encausar una nueva colectividad política decidida a recuperar la confianza en las instituciones democráticas de nuestro país frente a la incertidumbre y la corrupción generalizada en el país.

(César Madrid)